A la hora de fabricar un producto lo más importante es usar materias primas de calidad, es por esto que los ingredientes principales de los turrones de Primitivo Picó están conscientemente elegidos, y de ellos depende todo el sabor y calidad de nuestros productos.

En primer lugar si debemos hablar de un imprescindible en la elaboración del turrón es la almendra, ingrediente principal de la mayoría de nuestros turrones, salvo en el turrón cacahuet extra, que se sustituye por cacahuete. Este fruto seco tan característico del turrón bien enteras, molidas, espolvoreadas por encima, en pequeños trozos... aporta un sabor y textura inigualables. Con sus grandes propiedades nutritivas las almendras aportan un gran cantidad de calcio, vitamina E, energía...

Otro ingrediente característico de nuestros turrones y que aporta el toque dulce es la miel. Miel pura de abeja de las colmenas más selectas, esta miel se cuece y se incorpora a las almendras tostadas o peladas para formar esa masa a la que para terminar se añade otro ingrediente principal, la clara de huevo que aporta consistencia. Tanto la miel, almendras, clara de huevo, son productos mediterráneos cargados de sabor y beneficios para nuestra salud.

Desde los inicios de la fabricación del turrón, los cuales datan sus comienzos desde hace más de cinco siglos, las almendra y la miel han sido los ingredientes protagonistas. Con el paso del tiempo, se ha ido innovando en otro tipo de productos, derivados de los originarios turrón duro y blando de almendra, en los cuales lo único que se ha hecho es añadir a la receta original otro tipo de ingredientes, chocolate, fruta glaseada, nueces...

Si bien, sea cual sea el tipo de turrón, la calidad de las materias primas utilizadas en su elaboración así como el cuidadoso proceso de fabricación, que sigue las recetas de nuestros ancestros, hace de nuestros productos un verdadero placer para los sentidos.