El cabello de ángel es un dulce elaborado a partir de las fibras caramelizadas de la pulpa de alguna fruta. Generalmente se elabora a partir de la calabaza. Su uso en la repostería muy frecuente, siendo utilizado generalmente como relleno en numerosos postres.

El cabello de ángel y la repostería tradicional

Vamos a hacer un recorrido por la repostería de nuestra región para conocer los usos de este delicioso ingrediente. Como hemos comentado antes, es uno de los rellenos más deliciosos que podemos encontrar en numerosos postres y dulces.

Pastel cordobés. Típico de Córdoba, sobre todo el día de San Rafael. El pastel cordobés es una torta grande de hojaldre. El cabello de ángel se deposita entre dos masas de hojaldre sin llegar a los bordes. Por último va espolvoreado con azúcar y canela.

Manoletes. Seguimos en Córdoba. El manolete es una variante del pastel cordobés. Debe su nombre al famoso torero, que tenía como costumbre pedir diariamente uno. Acostumbraban a pedir en la pastelería "el de Manolete", adquiriendo finalmente ese nombre. El manolete es la versión individual, de forma redonda, del pastel cordobés.

Cortadillos de cidra. Pasamos a la provincia de Sevilla. Se elaboran con manteca de cerdo, por ello su sabor recuerda a las mantecados. Pero van rellenos de cabello de ángel.

Tarta de Hornazo. Nos trasladamos ahora hasta la provincia de Huelva. La masa de esta deliciosa tarta se elabora a partir de harina, aceite de oliva y anís. Para el relleno se usa almendras molidas y cabello de ángel, mezclados con huevos, limón y azúcar. Finalmente se espolvorea con almendras en láminas, canela o ajonjolí.

Y vosotros, ¿conocéis otros dulces tradicionales a base de cabello de ángel? ¡Hacednoslo saber en los comentarios!